Consejos y Mantenimiento

Cinco consejos para evitar el robo de tu bicicleta

El objetivo de evitar el robo de bicicletas es complicar la vida a los ladrones, porque si bien es cierto que no hay cadenas o candados que un ladrón experto no pueda forzar, también es cierto que se pueden tomar medidas concretas para reducir el riesgo del robo de bicicletas. Por ejemplo: trucos y cerraduras que obliguen a los ladrones a cargar un equipo pesado difícil de transportar, perder tiempo durante el intento de robo, hacer ruido o arriesgarse a ser sorprendidos.

Fácil para moverse por la ciudad, el ciclismo es cada vez más popular. Lamentablemente, este éxito también se refleja en un aumento de los robos. Aquí te daremos cinco concejos para disminuir el riesgo de robo de tu bicicleta.

Compra un buen candado

¡No tengas miedo de invertir en un buen candado! Una cerradura de mala calidad es totalmente inútil. Incluso si la bicicleta no tiene ningún valor, se corre el riesgo de robo. Los mejores candados son los rígidos en forma de U, no demasiado grandes, para que no quepa nada entre la cerradura y el marco.

Además, se aconseja colocar los candados de seguridad en la parte superior, asegurando la rueda delantera y el marco, ya que es más fácil forzarlas al nivel del suelo, y usar un segundo candado para bloquear el marco y la rueda trasera.

Aprovecha las cámaras de seguridad

Si en el lugar existen cámaras de seguridad, puedes colocar la bicicleta en esa área, de tal manera, que desaliente el riesgo de robo y disuada a los ladrones.

 

 

Personaliza tu bicicleta

Personaliza tu bicicleta

Una buena forma de disuadir a los ladrones, es personalizar la bicicleta. Por eso se recomienda decorarla. Saca la pintura y accesorios y modifica la bicicleta a tu gusto, esto la hará un objeto único y reconocible a simple vista en caso de robo.

Asegura bien las piezas desmontables

Punto más técnico, pero igual de útil: no utilices sujetadores de liberación rápida, mejor cambiarlos por buenos pernos. Esto evita que alguien robe una rueda o el asiento. En la medida de lo posible, evite piezas que se puedan desmontar o quitar fácilmente.

Estacionar tu bicicleta en lugar visible y evitar la rutina

Incluso la elección del lugar donde dejar la bicicleta, es importante, por lo que se aconseja colocar la bicicleta en un lugar bastante visible donde haya paso de transeúntes. En cualquier caso, se recomienda cambiar el sitio de estacionamiento a menudo, para no dar seguridad adicional a los ladrones.

Tomar fotos de tu bicicleta puede ser útil en caso de que tengas que testificar y probar que eres el propietario después de un robo y posterior recuperación. Entre otras cosas, es bueno recordar el número de chasis de la bicicleta en el momento de la compra. Este número se le proporcionará a la policía para ayudarlos a encontrarla.

Leave a Comment