Consejos y Mantenimiento

¿Cómo entrenar sin caer en el aburrimiento?

Cuando caemos en la rutina nos volvemos monótonos, nada te motiva y caemos fácilmente en el aburrimiento. Para evitarlo es recomendable realizar una actividad que te agrade y estimule y entre tantas opciones la bicicleta es ideal, ya que permite ejercitarte, mantener en forma, compartir con familiares o amigos, conocer lugares nuevos y disfrutar de la naturaleza.

Es importante que los recorridos sean variados para no cansarte, escoge previamente el lugar donde vas a entrenar. No te limites por más cercano que esté a tu residencia.

 Es placentero descubrir nuevos destinos y sus ventajas

Escápate al campo, el parque, la playa o montaña el fin de semana y lleva la bici.  Tu cuerpo, mente y espíritu notarán la diferencia y te lo agradecerán.

Al principio no debes forzarte demasiado en los entrenamientos para evitar la fatiga. Progresivamente aumenta las sesiones, el modo y tiempo. Ya no será igual la sensación que experimentes; te sentirás motivado, alegre, activarás tus órganos, tonificarás tus músculos y recuperarás la salud o energía.

Planear sin descuidar tus otras ocupaciones y a la familia principalmente. Cada entrenamiento es diferente y te absorberá, pero debes ser flexible, ya que hay días que será tranquilo o más intenso, otros largos o cortos, en terreno plano o empinado. Eso dependerá de tu ritmo.

Organiza las sesiones, te ayudará a cumplir el plan (una o dos sesiones semanales con rutas moderadas e intensas es suficiente).

Si te estás preparando para un maratón es distinto; vigila el ritmo de tu respiración, durante el recorrido dosifica el líquido que bebes, cuida tu alimentación ya que el día anterior a la prueba tendrás que aumentar los hidratos de carbono; lleva un ritmo que te permita reservar fuerza y energía para el final de la carrera sin sufrir los terribles calambres.

No pedalees en bajada si vas a más de 35-40 Km/h, lo mejor es dejarse llevar.

A menos que seas un profesional, te persuadimos a no caer en el fanatismo. Además de montar en bicicleta también puedes dedicarle momentos a otra actividad más tranquila bien sea al aire libre o en el jardín de tu hogar; lo interesante es que te diviertas, descanses, relajes y te alejes del bullicio de la ciudad y responsabilidades laborales.

Aunque la bicicleta es una beneficiosa y una fabulosa afición, no la convirtamos también en una rutina, y menos en nuestro medio de vida.

Se sabe que es difícil lograr un buen equilibrio y más cuando nos sentimos bien con lo que hacemos y nos mantiene entretenidos. Lo más sano es disfrutar plenamente con conciencia y es que nada en extremo es bueno. Cuando esto se consigue el regocijo es mayor, la motivación aumenta y le damos importancia a lo que verdaderamente es útil en nuestra vida.

 

Leave a Comment