Consejos y Mantenimiento

Consejos para mejorar la respiración sobre la bicicleta

Consejos para mejorar la respiración sobre la bicicleta

Si deseas tener un mejor rendimiento en la práctica del ciclismo, una respiración adecuada es fundamental. Mejorar la forma de inhalar y exhalar el aire, permite ir más lejos o más rápido de acuerdo con tu objetivo.

Eso sucede, porque la respiración está directamente ligada al rendimiento deportivo.

Por eso es tan importante mantener un ciclo constante de inspiración y expiración de manera regular, acorde con la práctica deportiva, de ahí los siguientes consejos que te ayudarán a respirar mejor a lo largo del recorrido que elijas.

Aprende las técnicas de respiración

Antes de subir en tu bicicleta, tomate un tiempo para aprender a respirar adecuadamente y así mejorar el rendimiento en la práctica del ciclismo.

Normalmente se respira entre 15 y 20 veces por minuto, pero investigaciones realizadas han demostrado que si logras bajar la respiración a 10 veces por minuto, podrás obtener mayores beneficios.

Pasa cinco minutos al día midiendo el tiempo de tu respiración, así comenzarás a notar el cambio. Con el tiempo, veras que esa práctica se hará habitual, incorporándola a tu vida diaria incluso cuando montes en bicicleta.

respirar bien mientras pedaleas

Respiración diafragmática

Es un tipo de respiración que usa un músculo en concreto, está colocado debajo de los pulmones y se llama diafragma. Cuando inhalamos, el diafragma desciende para permitir que los pulmones se expandan, y cuando lo exhalamos se eleva para alentar el escape de dióxido de carbono.

La respiración diafragmática es mucho mejor que la pectoral, porque te permite mover más volumen de oxígeno, masajear los órganos internos y aliviar las tensiones. Aprender a respirar con el diafragma, tanto sobre la bicicleta, como fuera de ella, es esencial para mejorar tu rendimiento y lograr un mayor bienestar general.

Respiración nasal

Se recomienda la respiración nasal, porque el aire que pasa a través de los pelos dispuestos dentro de las fosas nasales, se purifica y calienta, para llegar a los pulmones de la mejor manera posible.

Cuando se intensifica el esfuerzo, la cantidad de oxígeno requerida aumenta, el volumen de aire que pasa por la nariz se vuelve insuficiente y se comienza a respirar por la boca.

Este tipo de respiración es más directa (el aire pasa directamente a la tráquea y llega primero a los pulmones), te permite mover un mayor volumen de oxígeno, pero al mismo tiempo lo conduce a los pulmones sin tratar el aire. Por esta razón, se recomienda intentar respirar con la nariz y no por la boca.

Ritmo de pedaleo

Otro punto al que vale la pena prestar atención es al ritmo del pedaleo. Si mantienes un buen ritmo durante el recorrido, probablemente tendrás un excelente rendimiento en el ciclismo de largas distancias.

Además, algunas investigaciones que se han realizado afirman que mantener el ritmo en 90 RPM, permite tener una mejor utilización del oxígeno, tanto en recorridos planos, como en recorridos inclinados.

Leave a Comment