Noticias

Economía corporativa: El ahorro colectivo

En esta época de avances tecnológicos y desarrollo urbano constante en las, es necesario estar siempre actualizado y mantener la mente enfocada en nuevas alternativas que repercutan en una mejor calidad de vida y que al mismo tiempo nos faciliten el desempeño de nuestras funciones profesionales.
Una de las esferas donde la tecnología está más presente refiere las interacciones personales y comerciales de toda clase. Estamos hablando de un nuevo método socio económico en el cual se busca que todos puedan recibir y dar ayuda de varias formas. La búsqueda virtual debe, por tanto, poder conseguir recursos a mejores precios, en un intercambio que sea justo para ambas partes.

La economía corporativa se basa en ese concepto, en que las empresas ayuden a mejorar la economía de todos, y en conjunto, todas puedan ayudarse entre sí.

El ahorro colectivo

Se tiende a creer que el ahorro colectivo es un método en el cual todos unen su dinero para tener un medio de ahorro, de manera que cuando uno de ellos necesite algo, lo toma y después lo repone.

En realidad, ese método no es el que se está desarrollando actualmente, en su lugar, se aplica un sistema de ahorro más consumista, donde muchas páginas se enfocan en ayudar con la compra y venta de artículos directamente entre usuarios.

Este método facilita el ahorro para la adquisición de productos, sean nuevos o usados, debido a que su venta no reviste costes para ninguna de las partes.

Por dar un ejemplo más concreto, en la venta de billetes de tren y economía colaborativa ya se pueden negociar de forma fácil desde un ordenador, tablet o teléfono inteligente, obteniendo mejores precios por revendedores de viajes, los cuales no se dedican necesariamente a este negocio, más bien se trata de personas a quienes les surgió un inconveniente y ya no pueden viajar.

Por otro lado, uno de los trayectos más demandados por los equipos de trabajo, la ruta en AVE Madrid Barcelona, está disponible a mejores precios en el portal que recomendamos, lo cual puede suponer un interesante ahorro en ciertos desplazamientos fuera de agenda.

Aprovechar el máximo la tecnología para sacar algún dinero de productos que ya no se usan es uno de las tendencias principales de la nueva era comercial. El trueque vuelve, solo que esta vez con la libertad que supone que una de las partes obtenga su contrapartida en dinero, un bien ampliamente negociable.

Leave a Comment