Noticias

El famoso deportista Robert Marchand se despide del ciclismo a los 106 años

A la edad de 106 años, la gran figura francesa del ciclismo Robert Marchand, ha presentado su retirada de esa práctica deportiva.

Marchand quien nació en Amiens el 26 de noviembre de 1911, ya no tendrá permitido seguir compitiendo en las pistas por razones de prescripción médica, los médicos de la selección solicitaron a la Federación Francesa del Ciclismo, para que no participe en la prueba de 4 Km en pista y no exponerlo a grandes esfuerzos físicos en vista de los episodios de hipertensión arterial que ha venido padeciendo.

El ciclista amateur francés cumplió su última hazaña hace un año, batiendo el record mundial de 22,547 kilómetros en una hora dentro del Velódromo francés de San Quentin en Yvelines, el cual fue transmitido por varios canales televisivos, así mismo, ha establecido repetidamente récords de la hora para mayores de 100 y 105 años en bicicleta, categorías creadas para él y por la Unión Ciclista Internacional (UCI), ya que nadie a esa edad había intentado conseguirlas.

El aficionado francés de 105 años, Robert Marchand celebra su victoria

De acuerdo a declaraciones emitidas por el ciclista centenario en la emisora francesa France Bleu, se siente entristecido porque se ha terminado el único interés de su vida, la bicicleta. Sin embargo también expresó que sigue bien y continuará llevando una vida cotidiana en su vivienda en Mitry-Mory, haciendo compras por sin ayuda y practicando bicicleta fija diariamente por placer.

Marchand no pierde el humor que lo caracteriza, antes de adentrarse al mundo de las bicicletas, ha tenido la capacidad de realizar varias actividades distintas a lo largo de su vida, fue bombero en París, estuvo preso durante la época de la Segunda Guerra Mundial por negarse dar clases de gimnasia a hijos de nazis, siendo en ese entonces cuando emigró a Venezuela, trabajando allí de granjero y camionero.

Después viajo y se quedó viviendo en Canadá, dedicándose a las actividades de leñador, años mas tarde regresó a Francia, donde trabajo en una bodega de vinos.

A pesar de su longevidad, es un hombre que ha tenido una vida sin excesos, nunca ha fumado, en ocasiones le gusta beber vino, consume muchas verduras, frutas y poca carne roja y es que cuando Marchand tenía la edad de 100 años, los doctores de un laboratorio de la Universidad de Evry en Francia, se interesaron a la hora de hacerlo participar en un estudio de desempeño para investigar el impacto que puede tener el deporte en el consumo de oxigeno de un atleta y los resultados fueron todo un éxito, se asemejaban a un hombre con condiciones físicas de aproximadamente unos 50 años de edad.

 

Leave a Comment