Consejos y Mantenimiento

Estiramientos que todo ciclista debería practicar

Estiramientos que todo ciclista debería practicar

El ciclismo es un ejercicio de movimiento repetitivo, que puede llevar a la rigidez a músculos importantes,por lo tanto, es recomendable hacer estiramientos antes y después de realizarlo, ya que te va a brindar grandes beneficios. Te va a restaurar la posición natural del cuerpo, devolver la normalidad a tus músculos, eliminar la opresión y las limitaciones que afectan la capacidad para mover cada articulación sin dolor, entre otras ventajas.

Lleva a cabo una rutina de estiramiento, recuerda comenzar lentamente y desarrollar tu flexibilidad a lo largo del tiempo, para así evitar la tensión muscular o las lesiones.

Glúteos

Los glúteos son tus caballos de batalla durante el ciclismo. Ellos te generan energía durante los esfuerzos duros. Si estos músculos se fatigan o se tensan, podría ocasionar dolor lumbar.

Siéntate en una silla y cruza una pierna con el tobillo apoyado en la rodilla opuesta, manteniendo la espalda recta, inclínate hacia adelante en las caderas para que tus hombros caigan hacia la rodilla de la pierna cruzada. Sostenlos durante 20 o 30 segundos, y repite tres veces con cada pierna.

Cuádriceps de pie

Los cuádriceps son los músculos que están a lo largo de la parte frontal del muslo. Estos músculos son los más desarrollados por los ciclistas y suelen ser más propensos a la fatiga y a los calambres.

antes de andar en bici hay que estirar

Mientras estás de pie, dobla la rodilla derecha y lleva el talón hacia el glúteo, busca tu tobillo con la mano opuesta, la izquierda, y estira el cuerpo tirando de los músculos abdominales manteniendo las rodillas juntas. Mantén el estiramiento de 20 a 30 segundos. Suelta y repite con la otra pierna. Este simple estiramiento lo puedes realizar apoyado en una pared con la mano, para mantener el equilibrio.

Movilidad lumbar

Este ejercicio de estiramiento sirve para combatir la tensión que tienen las vértebras en el área lumbar de la columna vertebral.

De pie, con el cuerpo erguido, baja lentamente el torso con los brazos hacia abajo  y trata de tocar las puntas del pie con tus dedos. Las piernas deben estar juntas y totalmente estiradas. Mantén la posición durante 20 segundos, sube lentamente el cuerpo y enderézate. Repite tres veces la flexión.

Isquiotibiales sentado

Debido a que nunca alcanzas la extensión completa de la pierna durante el movimiento de pedaleo, los isquiotibiales están en constante contracción.

Acuéstate en el suelo sobre una colchoneta con las piernas estiradas y  coloca ambos brazos con las palmas hacia abajo. Luego sube una de las piernas hacia arriba hasta alcanzar una posición perpendicular a tu cuerpo, trata de mantener la rodilla recta, así como la espalda y las caderas planas en el suelo. Conserva la posición durante 20 segundos y repite tres veces con cada pierna.

Leave a Comment