Competición

La Molina Bikepark fue el escenario inaugural del curso de descenso de montaña femenino

La Molina Bikepark acoge el primer Curso de Descenso para mujeres

El primer curso de descenso en la modalidad del ciclismo de montaña solo para mujeres, se inició el pasado sábado 14 de julio en La Molina Bikepark, unas clases con una participación exitosa y con excelentes resultados. El recorrido culminó en la estación catalana, apoyadas por sus instructoras Laura Celdrán y el apoyo de Doménica Woman Cycling.

El curso contó con la asistencia de once mujeres que disfrutaron con el aprendizaje sobre la técnica de conducir una bike MTB. En la actividad participó la brasilera Manuela Vilaseca, Ultra trail runner del equipo Buff, que irrumpió con fuerza en la aventura de ciclismo de montaña.

Ante la pregunta a la instructora  Laura Celdran, sobre si existe alguna diferencia entre un curso de descenso femenino y uno masculino, esta ha resaltado, que la puesta en marcha de emprender y estimular el MTB femenino, comenzó hace dieciocho meses, en cuyo desarrollo han verificado, que ambos cursos tienen el mismo nivel de técnica.

El grupo femenino tiene la característica de ser unido y motivador, y gracias al apoyo de cada una y al trabajo en equipo, se genera confianza en cada una de las integrantes.

La diferencia reside en la manera de impartir teóricamente las lecciones de acuerdo a cada participante. Para una ciclista, es esencial como paso previo, comprender claramente la razón de cada maniobra, para luego ejecutarla.

La Molina Bikepark fue el escenario inaugural del curso de descenso de montaña femenino

Se imparten dos tipos de curso. Según Manuela Vilaseca, participante brasilera, el primer nivel es de preparación, para mujeres que comienzan a andar en bici. Imparten clases que creemos que son fáciles, pero que a la vez debemos entenderlas perfectamente, para no acostumbrarnos a vicios.

La entrenadora realiza primero la demostración, y luego se la copia ejecutando los movimientos básicos. Las curvas para Vlaseca son su gran problema, pero después de realizarlas el curso avanza notablemente·.

El curso nivel dos, es para mujeres más expertas en MTB o enduro y que desean perfeccionar las técnicas, se aprende descendiendo en una pista azul en La Molina. En el recorrido se realizan diversas paradas, y se explican cada uno de los trayectos donde se necesitan habilidades diferentes, para que seguidamente todas las participantes lo practiquen.

Marta Capella Gasol explicó, que con las clases aprendió que los límites lo establece cada quien, que lo importante es querer para poder lograrlo. Al ser un grupo de mujeres, se comprenden mutuamente, se dan confianza y renuncian a sus miedos.

Para Sandra Viñas Comamala, la experiencia de practicar bici es una vía de escape en su día a día, cada vez aprende y mejora más, a la vez que pierde sus miedos y gana  nuevas amistades.

Leave a Comment