Competición

Nairo Quintana toma el mando del Giro de Italia

Era la primera etapa de este Giro de Italia que iba a terminar en alto y los pronósticos eran muy claros. Nairo Quintana partía como gran favorito y, como era de esperar, las apuestas se han cumplido hasta el más mínimo detalle. Y es que, Quintana demostró que no solo es un corredor al que se le da muy bien la montaña sino que es un serio aspirante a la victoria final siempre y cuando tenga ese espacio para sacar diferencias en este tipo de terrenos.

Lograr tiempo de cara a la crono era el objetivo

Ya lo había anunciado en la previa de esta apasionante etapa. El principal objetivo de Quintana era hacer una buena etapa de manera que pudiera meter algo de tiempo a sus más directos rivales con el objetivo de tener una contrarreloj algo más tranquila de lo habitual. Pues dicho y hecho.

Y es que no solo pudo meter algo de tiempo como consecuencia de la gran etapa que hizo sino que se topó con la suerte más absoluta en tanto en cuanto dos de sus principales rivales. Landa y Thomas sufrieron sendas caídas. No en vano, el primero de ello, Landa, declaró al finalizar la etapa que tuvo que llegar a Blockhaus casi con una pierna del dolor que tenía en la otra.

Sea como fuere lo cierto y verdad es que ahora la ronda italiana se torna aún más interesante si cabe si tenemos en cuenta que los principales favoritos se encuentran en una situación clara de desventaja que tendrán que mitigar a base de ataques. Unos ataques que tendrán que llegar tanto en las etapas en las que se lucha contra el crono como en las etapas de montaña. Mientas, Nairo Quintana tendrá que seguir al pie del cañón y no distraerse si quiere seguir vistiendo el maillot de líder.

Leave a Comment