Turismo de Bicicleta

Si lo tuyo son las dificultades en bicicleta, no te pierdas Jaizkibel y sus dos caras

Se trata de una ruta que nos permitirá acceder a varios lugares de gran importancia Comunitaria, así como también de zonas de protección especial para las aves pertenecientes a Jaizkibel, constituyendo así senderos pertenecientes a la cara Sur y Norte de Jaizkibel, tomando en cuenta la visita turística al casco urbano de Hondambia.

Por otro lado, el monte Jaizkibel viene siendo de formación geológica reciente. La erosión marina generó la formación de acantilados en la misma línea perteneciente a la costa, en la cual es posible notar la inclinación de los estratos.

El afloramiento de las areniscas es visible en todos los caminos

Dicha ruta nos permite llegar a las áreas marismeñas de la regada de Jaizubia, así como también a la misma vega.

Cabe destacar que las áreas marismeñas son afluentes del río Bidasoa y estaríamos hablando de una de las marismas que se recuperarían por medio de los campos de cultivo,  bajo un objetivo doble, por un lado regular las aguas para evitar así el riesgo que existe de una inundación en el momento en el que se presentan las mareas altas y pluviometría intensa, mientras que por otro lado, preservar los sitios desde una premisa ya más ambientalista, logrando así extender el tiempo de vida de la zona en la mayor medida posible.

Subir al Jaizkibel en bicicleta

Al llegar a la regata de Jaizubia, conectaremos con el carril-bici de la carretera vieja, el cual nos permitirá llegar a la regata de Santa Engracia, con la cual nos desplazaremos  hasta el Muelle de Veteranos, lugar en el cual tomaremos otro carril-bici que nos permitirá llegar al Puerto de Refugio, para después atravesar el frente marítimo de Hondarribia.

Una vez realizado lo anterior, procederemos a ascender por la carretera del Faro, para después atajar por el sendero talaia, a través del cual nos desplazaremos por la cara Norte de Jaizkibel en conjunto con el mar a la vista.

Después de andar un buen tramo paralelos al mar, tendremos que salvar las duras pendientes que se hacen presentes en los barrancos perpendiculares de forma sucesiva en el sendero. Aquí podremos apreciar dos tramos de empuja-bike, uno en la cala de Artzu y otro en martierreka.

Deberemos abandonar el sendero para ascender a Juztiz y dirigirnos así desde allí hasta la carretera que nos permitirá llegar a la cima del monte Jaizkibel, una zona que estará dominada por las zonas de pasto de ganado equino y vacuno.

Después seguiremos siempre el GR-121, siempre bajo un tramo empuja-bike optando por la alternativa inclinada hacia la izquierda y la cual nos permitirá salvar un paso complicado. Después nos dirigimos al mirador en el cual estaba el antiguo parador nacional de turismo de Jaizkibel y continuamos con el segundo tramo del GR-121.

Leave a Comment