Consejos y Mantenimiento

Síndrome del “ciclista quemado”, ¿sabes como combatirlo?

El ciclismo es uno de los deportes más difíciles y exigentes del mercado. Sabemos que nuestro deporte favorito requiere compromiso, dedicación e incluso desprendimiento de las actividades diarias a las que queremos dedicarnos.

Por lo tanto, la fatiga es normal a lo largo de los meses.

Es más difícil acostumbrarse a otras formas de fatiga, una debilidad que no está en las piernas, sino en la cabeza, siendo este el agotamiento.

Este agotamiento era un síndrome que parecía reservado a los profesionales hace sólo unos años. Sin embargo, cada vez más aficionados tienen que soportarlo.

¿En qué consiste? ¿Cuáles son las razones? ¿Cómo puedo evitarlo? A continuación responderemos a estas preguntas.

¿Qué es el síndrome de agotamiento del ciclista?

El síndrome de agotamiento del ciclista o agotamiento del ciclista, es un estado emocional constante que se manifiesta como agotamiento mental.

En primer lugar, debemos distinguir entre los momentos ocasionales en los que sentimos que no es el momento de pedalear y los momentos en los que haríamos todo lo posible para saltarnos un curso de formación.

La carga que siente el piloto, mental y físicamente, puede ser el resultado de la frustración por no alcanzar las metas que se ha propuesto, ya sea que esté corriendo o entrenando.

El agotamiento es una sensación de altruismo a largo plazo que se observa de vez en cuando y por lo tanto se vuelve permanente. Siempre hay insatisfacción, tanto con los objetivos propuestos como con las sensaciones que sientes sobre la moto.

El resentimiento, la renuencia o la falta de interés en los nuevos desafíos y no en los nuevos desafíos, sino en la capacitación o en los viajes de rutina, deben protegernos.

Qué es el síndrome de agotamiento del ciclista

¿Cuáles son las razones?

Según un estudio realizado por científicos españoles en la Revista Internacional de Psicología Clínica y de la Salud (International Journal of Clinical and Health Psychology), existe una relación directa entre el síndrome de agotamiento y el estrés que experimentan los deportistas, determinado por el estrés físico y mental que experimentan.

Por lo tanto, el estrés es crucial porque puede estimular e influir positivamente en la solución de situaciones de demanda específicas, pero cuando se produce de forma crónica, provoca una terrible sensación de ardor.

La carga que siente el piloto, mental y físicamente, puede ser el resultado de la frustración por no alcanzar las metas que se ha propuesto, ya sea que esté corriendo o entrenando. Pero también se debe a lo contrario, es decir, a los diferentes retos que se han superado y no a los retos motivadores que se han encontrado.

La mejor manera de evitar el agotamiento es encontrar el mejor equilibrio posible entre nuestros campos de deportes y el resto de nuestra vida diaria, para dar cabida a otras aficiones.

¿Cómo puedo prevenir este síndrome?

Aunque no nos lo creamos, especialmente al principio de la temporada, los pilotos, como todos los atletas, no siempre son capaces de obtener los mejores resultados, suponiendo que esto sea la clave para entender que nuestra planificación debe tener en cuenta tantos desafíos a corto plazo como períodos de descanso mental.

No se trata de un cese total de actividad a mitad de temporada, sino de la posibilidad de reducir la intensidad de los entrenamientos de corta duración o de combinar el ciclismo con otros deportes complementarios.

La mejor manera de evitar el agotamiento es encontrar el mejor equilibrio posible entre el deporte y el resto de nuestra vida diaria, para dar cabida a otras aficiones, siendo fundamental mantener una actitud positiva en el ciclismo, que puede ser muy solitario y requiere muchas horas de dedicación.

Leave a Comment